Monthly Archives September 2007

Supongo que Guy Kawasaki no necesita presentación (lo que no quiere decir que sea un impresentable :P). Ahora se dedica al noble arte de invertir en startups, dar conferencias y publicar libros llenos de obviedades. La sombra de quien llegó a ser Apple Evangelist.

También tiene un blog bastante majo, en el que de vez en cuando suelta verdades como templos. Muy de vez en cuando.

Leyéndolo, noté que varias veces utiliza la figura de su madre para dar consejos. Dudo que sea real, pero tiene su gracia. He hecho una recopilación de las que he ido encontrando:

As my mother used to say…

  • “If you don’t blog, you don’t get.”
  • “Guy, it doesn’t matter what people say about you as long as they link to your blog.”
  • “You can never know too many bloggers or have too hard a slap shot.”
  • “Never play Russian roulette with an Uzi.”
  • “Be nice to people on the way up because you’re going to see them again on the way down.”
  • “Best case, engineers give buildings. Best case, MBAs endow chairs.”
  • “You’re either part of the problem or part of the solution.”
  • “You don’t get if you don’t ask.”
  • “How can you tell if a marketer is lying? His lips are moving.
  • “Don’t shiitake where you eat.”

Sentido común en pequeñas píldoras.

El exámen debía comenzar a las 10:00. A las 9:55 mi ilusión, mis ojeras y yo estábamos en la puerta del aula asignada. 10:00… 10:05… 10:10… 10:15… Llamo al despacho del profesor responsable de la asignatura y dice que viene a buscarme.

La asignatura la había aprobado todo el mundo. Todos menos yo. Aquella mañana de Junio, me moría de sueño y no me apetecía nada escribir obviedades. Así que le eché un vistazo al exámen, esperé la media hora de rigor para poder salir del aula y al despacho. “Esto en septiembre será sólo un trámite de un par de horas”.

Aparece el susodicho. Empezamos a hablar mientras me lleva a una sala de reuniones cerca de su despacho en la que realizaré el exámen.

  • ¿Cómo es que has suspendido? ¿No venías mucho por clase?
  • Es que trabajo y apenas tengo tiempo para acercarme por la uni.
  • ¿En qué trabajas?
  • Bueno… monté una empresa hace año y medio…
  • ¿Y te va bien?
  • Empieza a funcionar
  • ¿Y por qué la montaste?
  • Había una clara oportunidad…
  • ¿Oportunidad? ¿Sabes que nos diferencia de los animales? Que a ellos les pones un dedo delante, lo mueves y te lo siguen con la mirada. Mientras que un hombre sabe mantenerse firme ante eso.
  • Porque hay que saber controlarse. Hacer cosas que a uno no le gustan, cómo levantarse a las 7 para estar en clase a las 8. Distinguir entre lo que es realmente importante. Y tus estudios son lo más importante a día de hoy.
  • De todos modos siempre he sido muy inquieto, y si no hubiese sido esto, hubiese sido cualquier otra forma de poner en práctica lo aprendido…
  • ¿En práctica? Montando una empresa te crees que estás aprendiendo cosas, pero no estás aprendiendo nada. Sólo aprendes cosas en el corto plazo que despues no te serán útiles en otro lado. En cambio, si te enfocases en la carrera, aprenderías cosas útiles para el largo plazo. Piensa que a los que hemos salido de esta escuela nos valoran muy bien: somos los que más empresas creamos, los que más cobran, los que más ofertas reciben. Y eso va en serio, porque esas cosas salen de empresas. Y no se andan con hostias.
  • Bueno…

Llegamos a la sala donde haré el exámen. Me da unos folios y empieza a dictarme las preguntas. Empiezo a notar que son “personalizadas”. Hay algunas tan abiertas, que serán una sangría de puntos. Tongo.

  • Te deseo suerte, porque como te desee justicia seguro que no apruebas.

Real, como la vida misma.

Close